Navigate

Efecto de LISTERINE® en el esmalte

Efecto de LISTERINE® en el esmalte

En los estudios sobre los efectos del consumo frecuente de bebidas ácidas, se ha demostrado que solo puede producirse erosión dental si se cumplen las siguientes condiciones:

  1. Capacidad del líquido ácido para disolver cristales de hidroxiapatita. En los laboratorios solo puede producirse con un pH de 5,5 o inferior.1
  2. La capacidad del compuesto ácido para contrarrestar los efectos neutralizantes de los compuestos salivares que siempre están presentes en la boca.1

Las bebidas muy erosivas como los zumos de frutas y los vinos cumplen las dos condiciones anteriores.2 Por otra parte, no se ha encontrado ningún enjuague bucal que cumpla ambas condiciones, a pesar de que la gran mayoría de los enjuagues bucales son ácidos, incluidos algunos enjuagues anti-erosivos.

Se llevó a cabo un estudio para evaluar el poder erosivo de enjuagues bucales comercializados con un pH de 5,5 o inferior. Se utilizó una solución de hidroxiapatita para representar el esmalte dental. Se registró el pH inicial y final de esta solución después de añadir un producto de enjuague bucal a la solución. Los cambios en el pH determinaron la capacidad nociva potencial de los enjuagues bucales para el esmalte dental, en lo que un gran cambio en el pH indicó un poder erosivo mayor.1

La segunda parte del estudio implicó la titulación de 50 ml de enjuague bucal comercializado y tampones de ácido cítrico convencionales en una solución de 0,1 N de NaOH, que permitió la elaboración de curvas de titulación a partir de las cuales pudieron calcularse el cambio en el pH, la capacidad tamponadora y la acidez titulable.1

En el gráfico se muestran los resultados de la evaluación del pH, que demuestran que una serie de enjuagues bucales comercializados con niveles de pH de 5,5 o inferiores (incluido LISTERINE®) experimentaron cambios menores en el pH de la solución de hidroxiapatita en el modelo respecto al tampón «sustituto de zumo de naranja» (ácido cítrico al 1 %, pH 3,9).1

Prueba de erosión de enjuagues bucales comercializados y soluciones tamponadas convencionales1

Los cambios en el pH de la solución de hidroxiapatita se calcularon a partir de la adición de los productos comercializados o los referentes de erosión y restando el pH final al pH inicial. En la gráfica se muestra el cambio promedio en el pH (n = 3).

En segundo lugar, la construcción de curvas de titulación para las soluciones de enjuague bucal descritas anteriormente demostró que la mayoría de los enjuagues bucales analizados presentaron menos capacidad tamponadora que los controles de tampón de citrato al 1 %, es decir, el pH se incrementaría más fácilmente con la adición de NaOH. Los dos productos de LISTERINE® analizados mostraron una menor capacidad tamponadora.1

Los autores concluyeron que «…el poder erosivo de los productos comercializados evaluados, en concreto los enjuagues bucales con aceites esenciales, no fue tan relevante como para dañar el esmalte dental de los dientes.»1

En general, LISTERINE® ha sido utilizado de forma segura en todo el mundo por más de 1.000 millones de usuarios durante más de 100 años. En más de 30 estudios clínicos, incluidos ensayos clínicos a largo plazo (6 meses), no hay datos que demuestren una mayor incidencia de erosión del esmalte dental. Además, LISTERINE® no se asocia a la aparición de hipersensibilidad dental, un síntoma a menudo asociado a la erosión del esmalte.

 

Efecto de LISTERINE® sobre el esmalte

Efecto de LISTERINE® sobre el esmalte.

En el estudio del que hemos hablado previamente, se evaluó el poder erosivo de los enjuagues bucales en un modelo de hidroxiapatita como esmalte en función de los cambios sufridos debido al pH; en el siguiente estudio aquí descrito se evaluó el efecto de los enjuagues bucales en muestras de esmalte natural.

COOKIE SETTINGS PANEL

1st Party cookies: Necessary Cookie = :: Enhancement =

When you refuse the use of - 1st or 3rd party - cookies, this site will not behave as designed due to the unavailability of cookies.